DIEZ IDEAS PARA CARTAS DE MENU EN MADERA



Cartas de restaurante en madera
Cosido secreto belga, en madera
Últimamente, estamos en Ojodeva dándole vueltas a la forma de realizar cartas para restaurantes. Buscamos ideas originales, resistentes, bellas y no excesivamente caras, que repelan el agua y aguanten el uso continuado, y que permitan cambiar las hojas fácilmente (ya que contamos con que los restaurantes variarán sus menús con el tiempo, entre ellos el "menú del día"). Entre otros estilos, hacemos cartas con madera, de las que os vamos a enseñar algunos ejemplos.


Pizarrita:
Cartas de restaurante en madera
Pizarrita de madera
Sí, es una pizarra, y se escribe en ella con tiza. Pero es una pizarra de mano, con madera de poco peso. La pizarra es una lámina pegada, aunque también se puede pintar directamente sobre la madera. Se puede hacer solamente la pizarra, o colocarla dentro de una encuadernación, en la contraportada. Siempre es conveniente ponerle un borde saliente de madera, para que la tiza no se borre al tocar las otras hojas que hubiera. La madera que he usado en la maqueta es pino teñido con pátina "La favorita", color marrón.



Un tornillo:
carta de restaurante en madera
Estilo abanico japonés,
diseño de Kim Hyung-jin
carta de restaurante en madera
Tapas en madera de roble
Con un tornillo se realiza una encuadernación que se abre como un abanico. Por ejemplo, podemos utilizar más maderas, con los postres impresos con láser; o colocar hojas entre las tapas de madera. Se pueden hacer encuadernaciones muy interesantes con este estilo, sobre todo basándonos en la forma que le demos a la madera. Es decir: en un restaurante japonés iría bien con bambú, o un muestrario de Pantone para un restaurante moderno.


Tornillos exteriores:
carta de restaurante en madera
Tapa flexible con tablillas de bambú
impresas
carta de restaurante en madera
Encuadernación de madera lacada,
con "encuadernadores"
Como una encuadernación de tornillos normal, sólo que la madera, cuanto más pese, mejor hay que sujetarla al material que sirve de bisagra. En el caso de la izquierda, en vez de tornillos se han usado "encuadernadores", y la bisagra se ha hecho con piel, ocupando toda la zona posterior de la madera, pegada con cola. Si la madera pesase más, entonces habría que reforzar el pegado con unos remaches en la tapa que queda suelta, o usando bisagras de metal (como los de las puertas). El ejemplo de la derecha está hecha con tiras de bambú en la portada, que se colocan sobre una tela de lino que vuelve flexible la tapa.

Tornillos interiores:
Cartas de restaurante en madera
Tornillos escondidos en la
contraportada
carta de restaurante en madera
Bisagras interiores, de Pinazangaro
Los tornillos quedan escondidos dentro del lomo. Es un estilo que se suele utilizar en albums, ya que la zona del lomo queda muy ancha y, si hay pocas hojas, va a parecer desproporcionada. La zona del lomo siempre se hace con un material que doble, en este caso es tela Buckram de color rojo vino, pegada sólo una banda en la portada, y dejando a la vista la portada de madera caoba africana. Hay otra versión donde los tornillos se colocan dentro, pero dejándolos a la vista, lo que estrecha el grosor del lomo. Se puede realizar esto mismo sólo que con bisagras de puerta (directamente atornilladas a las maderas).

Japonesa sin portada:
carta de restaurante en madera
Japonesa con lazada
carta de restaurante en madera
Japonesa con tornillos
Se trataría de una encuadernación japonesa de dos agujeros, donde, en vez de portada, sólo se usa la zona del lomo. Es una encuadernación que puede tener multitud de variantes, desde la forma de sujetar el trozo superior (con cordel, cinta, tira de goma, tornillos, encuadernadores...), a añadir una portada realizada con un material flexible (plástico, tela, piel...). Hay una variante de este estilo donde partimos de una encuadernación en tapa dura, donde en la portada se deja un espacio libre por donde saldrá el trozo, por separado, con los agujeros.

Pinza:
carta de restaurante en madera
Carta con cosido secreto belga
en la tapa y pinza, en madera
laminada de haya tintada
carta de restaurante en madera
Carta con aspecto de pala de pizza, en
madera natural de roble
Aunque parece extremadamente sencillo, con una madera y una pinza podemos realizar cartas de restaurante muy variadas. Por de pronto, dependerá de si usamos una pinza que esté suelta, o la atornillamos a la madera, del estilo de la pinza (hay pinzas estilo antiguo muy bellas, aunque complicadas de conseguir en España), del corte que le hagamos a la madera; incluso, al igual que ocurre con la anterior, podemos ponerle una portada con hueco para la pinza.

Sujeción con muesca en la contraportada:
carta de restaurante en madera
Parte posterior con muesca y
dos agujeros
carta de restaurante en madera
Goma ancha que se colocaría sobre las hojas,
quedando visible, de LostLuggage
Podemos sujetar hojas en una madera por medio de una goma. Para que la goma no se mueva, se coloca una muesca en los laterales. Y, si queremos que la goma se vea poco en el exterior,la pasamos por dos agujeros, y colocamos esa parte detrás de las hojas. La goma puede sujetar las hojas colocándola por encima de ellas, o dentro del cuadernillo. Se puede pasar la goma horizontal o verticalmente. Y, si queremos ponerle una portada, habrá que tener en cuenta dónde están las muescas, ya que esto afectará a la zona donde se colocará el lomo.

Sujeción con agujero en el lomo:
carta de restaurante en madera
Carta de restaurante con lomo
de piel
Es común en las cartas de menú el poner un cordón que pase por el exterior del lomo. Para que las hojas queden mejor sujetas, se colocan unos ollaos a la altura de la cabeza y pie de las hojas. Podemos sujetar las hojas con dos o cuatro ollaos. Hay varios estilos para que no nos quede el típico nudo en mitad del lomo. Con dos agujeros se trata de sacar por el agujero del pie una lazada de la goma, luego rodear todo el lomo con uno de los cabos, que terminará pasando por dentro de la lazada, atando en la zona baja. Con cuatro agujeros se puede dejar casi totalmente escondida toda la goma. Podemos realizar estas sujeciones en la contraportada. Por el contrario, es preferible no utilizar la muesca en un lomo blando (ya que terminará por romperlo). En madera tenemos dos opciones: poner los agujeros en un lomo de piel (como el de la foto), dejando la madera sólo en las tapas, o poner los agujeros en un lomo de madera.

Anillas:
carta de restaurante en madera
Carta con madera decorado con decoupage
carta de restaurante en madera
Carta con aspecto de botella
de vino, en madera natural
Las anillas son las típicas que se usan para sujetar papeles. No hay mucha variedad en el mercado español. En tiendas de scrap podemos encontrar algunas de colores, aunque no muy resistentes.  Para que abra bien, hay que hacer los agujeros dejando una distancia con el final de la madera que sea menos de la mitad del diámetro de la anilla.
Se pueden realizar variantes también en este estilo, no sólo del color y el número de anillas. Por ejemplo: queda aún más rústico añadir un trozo de tronco en el lomo; se pueden redondear las esquinas de la madera o utilizar una sola tapa (como en los casos con goma o con pinza), y jugar con el aspecto de esa única base de madera.

Con esquineras en el interior:
carta de restaurante en madera con cosido secreto belga
Cosido secreto belga, con hojas
con esquineras en el interior
carta de restaurante en madera
Tapas en piel con laminado de
madera impreso y esquineros
en el interior
Cualquier encuadernación hecha con madera, aunque lleve los cuadernillos cosidos, puede convertirse en una encuadernación disponible para quitar y poner hojas si se le añaden esquineras o muescas en su zona interior (ya sea en cuadernillos previamente cosidos, o en las contraportadas de la encuadernación). Así, no sólo podremos aprovechar una encuadernación con cosido secreto belga (como en el ejemplo), sino una holandesa con sólo una doble tapa (como en el otro ejemplo),  o triple tapa (o un biombo, si nos apetece), o una encuadernación copta, con las variantes de cosido y adorno del mismo que nos apetezca; o una con bisagras en el lomo; o una enteramente de madera con el lomo realizado mediante láser. La madera de la encuadernación del cosido belga es pino tintado con Folkart Antiquing Medium nº 817. Para más información sobre formas de sujetar hojas dentro de una encuadernación cosida, léase la entrada del blog que trata al respecto.

carta de restaurante en madera
Bisagra de madera
carta de restaurante en madera
Lomo de madera cortado
con láser, de Snijlab
Maderas:
Para terminar con este repaso, unos detalles sobre el material utilizado. No todos los tableros que se utilizan bajo el epígrafe "madera" son lo mismo, ni dan el mismo resultado, ni se trabajan igual. Como es un tema complicado y amplio, he escrito una entrada del blog sólo para aclarar qué tipos de tableros sirven en encuadernación, cuáles son sus ventajas y cuáles son sus inconvenientes. En cuanto a la forma de decorarla, véase también la entrada del blog donde trato sobre las técnicas decorativas en madera.


Podéis ver algunos ejemplos de nuestras encuadernaciones en la siguiente presentación:
 
Y hasta aquí ha llegado el repaso a lo que estamos haciendo en estos momentos en Ojodeva (pinchad aquí si queréis ver otros trabajos nuestros). ¡Espero que os haya gustado! Para nosotros, trabajar con madera es como volver a los orígenes de la encuadernación, y es un auténtico placer buscarle todas sus posibilidades.

6 comentarios:

  1. Las encuadernaciones de las cartas de restaurante en madera quedan perfectas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Ya veo que trabajáis con cartas en madera, así que viniendo de vosotros lo tomo como un auténtico cumplido. Si queréis sacar adelante un pedido especial o que no sepáis cómo enfocarlo, aquí nos tenéis. Lo último que hemos hecho fue impresión sobre madera de bambú, entre listones móviles, así que estamos acostumbrados a las complicaciones. Un saludo desde Asturias :)

      Eliminar
  2. por favor cual es el "material" madera? que opciones hay que no sean tan dificil de conseguir acá en Ecuador :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mar. En este mismo blog tienes una entrada dedicada a los tipos de "madera" que se usan en encuadernación. Lo más fácil de conseguir es el "contrachapado", que se llama de forma distinta en diferentes países. En Ecuador lo puedes encontrar como "triplex": http://encuadernacionalpoder.blogspot.com/2015/07/tipos-de-madera-utilizadas-en.html

      Eliminar
  3. Excelente, todo específicamente detallado, seguramente aprender con Uds. sera todo un honor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Román. En realidad, no es tan complicado asistir a un taller mío. En este blog tienes los cursos online que yo escribo y llevo, y que se pueden hacer desde cualquier parte del mundo. ¡Un saludo desde Asturias!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...