TIPOS DE MADERA UTILIZADAS EN ENCUADERNACIÓN

encuadernacion de madera
Cosido secreto belga con tapa de chapa de madera tintada
Hace poco se realizaba en la Biblioteca Nacional de Madrid una exposición sobre la clásica encuadernación mudéjar que se fabricaba con piel sobre tablas de madera. Durante siglos, la madera fue el recubrimiento ideal para hacer las tapas de los libros. Hoy en día, sin embargo, se realizan con cartón cubierto de otros materiales, y la madera casi ha desaparecido de las encuadernaciones. Aún así, de vez en cuando la vamos a utilizar para realizar encargos muy especiales. Ya he hablado en otra entrada sobre cómo la podemos aprovechar para hacer cartas de restaurante en madera. Hoy me voy a centrar, exclusivamente, en los materiales que tenemos disponibles a la venta en España, y qué utilidad le damos en Ojodeva.
Espero que os interese. ¡Comenzamos!

MADERA NATURAL NO TRATADA
encuadernacion de madera
Troza partida a la mitad, a la venta
en Etsy

encuadernacion de madera
Rodaja de madera, en una
encuadernación de Rosa Mª Ruiz
Se aprovechan las rodajas naturales sacadas de troncos para realizar encuadernaciones con cosidos-vista. La troza se coloca partida a la mitad si es de poco diámetro y las rodajas (también llamadas "discos") se ponen directamente como tapas. Los discos de madera los podremos encontrar, sobre todo, en tiendas de decoración. Hay que tener cuidado porque la madera natural se puede quebrar al secarse. Aunque la tratemos, siempre es mejor utilizar este estilo para encuadernaciones más artísticas que funcionales.
tablas de madera
Tablas sin tratar
He encontrado también tablas sin tratar, de 1 cm de grosor máximo, pero tienen como máximo 16 cm de ancho. Por su carácter irregular y estrecho sólo le podríamos dar una utilidad en encuadernaciones de arte. Aún así, son unas piezas interesantes con las que trabajar, ya que se sale bastante de lo que se suele ver (sobre todo, porque conservan la corteza de la madera, que se quita al tratarse, y la forma irregular del árbol).


MADERA NATURAL TRATADA
carta de menu de madera
Madera natural con lomo
de piel
encuadernacion de madera
Encuadernación copta con madera
natural de pino
Las tablas de madera natural tratadas serían la mejor opción para realizar tapas si no fuera porque, en España, tienen unas medidas estándar que no se ajustan a nuestras necesidades. Las tablillas de 6 mm de grosor, de maderas duras, sólo se cortan con 10 cm de ancho. Si se quieren realizar encuadernaciones pequeñas, son perfectas. Sin embargo, si vamos a trabajar con encuadernaciones de un tamaño DINA4, deberemos buscar un grosor de unos 8 mm, una madera medianamente dura, de la zona del duramen, y con un secado natural a ser posible. En España no hemos encontrado maderas que cumplan estos requisitos, no sólo porque no tienen el grosor adecuado, sino porque han sido secadas artificialmente, en secaderos (que incrementan la velocidad a la que seca la madera). Esto afecta a la forma en que se comporta la madera ante la humedad, combándose muy fácilmente. Por ello no sirve que te rebajen el grosor de un tablero comprado aquí. Nosotros hemos conseguido un proveedor fuera de España pero, aún así, los cambios de temperatura o humedad pueden llegar a afectar a estas maderas.

FIBRAS DE MADERA:
cantos de la madera
Cantos de las distintas maderas
tabla de bambu
Las dos caras de la tabla de bambú
Una de las maderas con las que trabajamos, con un grosor de 5 mm, son las realizadas con fibras de bambú. Son resistentes y bonitas, aunque les encuentro un par de problemas: una de las caras está acabada, pero la otra está sin pulir y se notan las fibras de bambú. Así que son para encuadernaciones donde una de las caras va a estar tapada (por ejemplo, si le ponemos una tela por encima, una chapa, pintura, los papeles...) Además, estas fibras de bambú impiden hacer un corte mecánico (porque se astillan), así que su trabajo sale caro por tener que serrarlas a mano.

CHAPA DE MADERA
encuadernacion de madera
Tapa con trozos de chapas de
madera, de Alain Taral
encuadernacion de madera
Encuadernación holandesa
con láminas de madera
La chapa (o "lámina") son maderas cortadas en láminas muy finas (hay algunas de 0,6 mm). Se usan para colocar sobre maderas o materiales de calidad más baja que el de la chapa. El problema que tienen es que no doblan del todo, como para cubrir una portada igual que un papel o una tela. Hay varias formas de obviar este problema. Se puede poner un trozo de chapa como si se tratara de una incrustación o añadido en la tapa, sin llegar al borde. También se puede pegar sobre un trozo de cartón del tamaño de las tapas (cortado justo hasta el borde), que se pondrá sobre la tapa; o, si la chapa es lo suficientemente gruesa como para pegarla directamente sin necesidad de refuerzo. Si es una chapa que doble muy bien, la podemos laminar y utilizar como si fuera una tapa blanda. En www.modulor.de tienen unas chapas especiales, ya laminadas, con las que se trabajan muy bien.

MADERA RECHAPADA O LAMINADA
carta de restaurante en madera
Madera laminada y tintada
En el interior tiene cualquier madera o "madera pre-compuesta", y en el exterior tiene pegado por una o por dos caras chapa de madera. Las hay de muchos tipos, tanto por los materiales del exterior, del interior, o por la forma de pegar la chapa. En nuestro caso trabajamos con interior de DM, y un ancho de 4-6 mm. Esto nos permite biselar el corte y pintarlo, que con otros interiores no se podría hacer. Es la que más recomendamos para cartas para restaurante, por su coste bajo, pero buen aspecto. La lámina de madera permite que tintemos la madera, sacándole sus vetas naturales. Lo único es que no se pueden rechapar los cortes por su poco grosor (al menos no en máquina). Ojo: hay que tener en cuenta que no todas las maderas laminadas tienen la misma calidad. En su calidad depende: la madera con la que se lamina, el interior con el que esté hecho, y la forma y pegamento utilizado durante la laminación.

CORCHO
corcho para encuadernacion
Gama de colores de Surflex
encuadernacion en corcho
Caja con los laterales recubiertos con
 Surflex, de Vitanova
Para recubrimientos exteriores siempre es mejor utilizar un material como el Surflex, de Guarrocasas, que imita el corcho y está diseñado específicamente para la encuadernación. Aunque tiene una gama bastante amplia de colores, no es sencillo encontrarlos todos. Para mi gusto, queda mejor combinado con otros materiales más nobles, como la piel, que usándolo para toda la tapa.

CONTRACHAPADO
encuadernacion de madera
Encuadernación con contrachapado,
pintado y craquelado
Son fáciles de conseguir chapas finas de madera en tiendas de manualidades o de maquetas. Al estar formado por varias chapas de madera alternando el sentido de la veta, el trozo se convierte en una pieza más difícil de romper que la madera natural. Lo peor que tienen son los cantos, donde se ven las distintas capas. Además, no se pueden biselar los cortes, justamente porque hay capas que tienen la veta en un sentido y otras en otro, y se puede llegar a hundir con facilidad si se golpea. En su favor hay que decir que es una madera muy agradecida a los tintes y pinturas (ya que tienen las vetas naturales de la madera, que suele ser de baja calidad y colores claros, que mejora al darle color), y que se pueden "calar" fácilmente (es decir, que con una simple sierra de mano podemos realizar dibujos recortados en ella). Pero la calidad al tacto y a la vista es ínfima.

VARILLAS O LISTONES
encuadernacion de madera
Varilla en cabezadas, al estilo etíope
encuadernacion de madera
Varilla en el lomo
Se utilizan como lomos en encuadernaciones como en el cosido secreto belga, o la estructura-piano. Yo los aprovecho para coser sobre ellos como lomo o cabezada, partiendo de estilos antiguos de encuadernación. Por ejemplo, una encuadernación de tablillas estilo chino, o una encuadernación etíope con madera en las cabezadas.

PAPELES DE IMITACIÓN
papel imitacion madera
Papel pintado para pared
papel imitacion madera
Napura madera
Lo que más hay en el mercado son los papeles pintados para paredes, pero es complicado encontrarlos por un buen precio, y suelen tener gramajes gruesos (unos 150g). Ya en papeles para encuadernar, en Winter and Company tienen la gama Napura-madera, aunque su aspecto más bien es el de virutas. A veces, uno puede encontrar en el bazar de los chinos unos rollos de papel adhesivo con aspecto de madera, muy aprovechables (eso sí, con un tacto totalmente vinílico).

MADERA RECICLADA
encuadernacion de madera
Antigua puerta convertida en
book object por Lexy Hayman
encuadernacion de madera
Antigua caja de frutas, a la venta
en todocoleccion
Si te introduces en el mundo de encuadernar con madera, luego mirarás alrededor con otros ojos. Y te pondrás a cenar, y contemplarás la mesa como si fueran las tapas de una bella encuadernación. E irás al mercado, y observarás las cajas de fruta con mirada golosa. Siempre es una buena oportunidad para encontrar un trozo de madera que te sirva. Por ejemplo: las varillas que utilizo para los lomos de mis cuadernos proceden de mi expositor de cintas, que tenía los listones demasiado grandes. Mientras que no sea el horroroso aglomerado, que tanto se utiliza hoy en día, todo es posible.

PINTAR IMITANDO MADERA
pintura imitacion madera
Distintos tamaños de veteadores
pintar madera
Tintado imitando madera, sacado
de youtube
La última opción que os propongo es que pintéis cualquier material como si fuera madera. Hay varias técnicas para hacerlo. La más corriente es la que utiliza los peines de silicona con los que se imitan las vetas de la madera (también conocido como "veteador"). Los encontrarás en tiendas para pintores de casas (ya que se usan para decorar paredes). Hay veteadores de distintos tamaños, que realizan vetas diferentes. Se puede también conseguir el efecto utilizando tintes de distintos colores y algodones.

Y hasta aquí mi entrada de hoy. Para cualquier cosa, ya sabéis que podéis escribirnos a Ojodeva. ¡Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...